VEGANO ¡Y QUÉ!

SECCIÓN, ESTILO DE VIDA: Opinando de:

VEGETARIANO

Donald Watson (2 de septiembre de 1910 – 16 de noviembre de 2005); fue fundador de la Vegan Society e inventor de la palabra ‘vegano’. Nació en Mexborough, un pueblo minero en Yorkshire del Sur (Inglaterra), en una familia en la que todos comían carne.

Relataba de esta forma unas vacaciones en la granja de su tío:

«Uno de mis recuerdos más tempranos es el de las vacaciones en la granja de mi tío George donde vivía rodeado de animales interesantes. Todos ellos “daban” algo: el caballo de la granja tiraba del arado, el caballo más pequeño tiraba del carro, las vacas “daban” leche, las gallinas “daban” huevos y el gallo era un “despertador” muy útil; no me daba cuenta en ese momento de que también tenía otra función. La oveja “daba” lana. Nunca podía comprender qué “daban” los cerdos pero parecían criaturas tan amistosas… siempre alegres de verme. Entonces, llegó el día en que uno de los cerdos fue matado: todavía tengo recuerdos vívidos de todo el proceso -incluyendo los gritos. Por supuesto… decidí que las granjas -y los tíos- tenían que ser reevaluados: la idílica escena no fue otra cosa que muerte en cadena, donde los días de cada criatura eran numerados en el momento en el que dejaban de ser útiles para los seres humanos.»

Creo que muchos de nosotros también tenemos en el recuerdo éste mismo relato.

Cuando eras niño o niña de provincias, y una de tus labores diarias era cuidar los animales, ya no en la granja sino en los propios corrales de la casa, compartías una forma de vida de respeto y cariño que era habitual entre niños y animales, animales que conocías desde que eran muy pequeños y que les ponías nombre como si fueran parte de la familia.

Con ellos jugabas y cuando te veían entrar al corral venían corriendo para que les acariciaras, era una sensación muy grata ver como se ponían tan contentos solo con tu presencia.

Por eso no entendíamos que solo era “comida” y cuando vencía la fecha de “CADUCIDAD” ese animal que solo había manifestado su cariño era “asesinado” así lo sentía yo, además  veías a todos alrededor de forma festiva, como si a una fiesta acudieran a divertirse con el sufrimiento de ese animal, que hasta ese momento te RECONOCÍA como amigo y que tanto se alegraba de verte entrar al corral, ese corral que se convertía en ese momento para mí en una cámara de tortura dónde se “asesinaba” a “bartolo” o al “manchas” que eran los nombres como yo los llamaba.

Además, durante las semanas venideras tenías que comerte a tus “amigos” era muy difícil entenderlo bajo mi punto de vista, chocaba con la forma cultural de todo un pueblo, que  si ya lo pasabas mal cuando pensabas de esta forma, aún lo pasabas peor cuando veías que la mayoría se reían y te consideraban el “raro” o la “rara” porque gracias que no sólo era yo el único que pensaba así, y era imposible hacernos entender.

Por eso para mí y para otros como yo, con las mismas experiencias con los animales, es más fácil de hacerte vegano o por lo menos vegetariano, entendemos perfectamente a Donald Watson cuando cuenta su historia.

«El señor Donald Watson ha manifestado que los veganos defienden la idea de que si queremos ser verdaderos libertadores de los animales entonces debemos renunciar absolutamente a nuestra tradicional y egoísta actitud de creer que tenemos derecho a utilizarles para nuestras necesidades. Debemos satisfacer nuestras necesidades mediante formas que no impliquen usar a otros animales.»

En aquella época era muy difícil comer solo vegetales, tenías que “ponerte fuerte” era la forma de pensar y establecida en nuestra cultura de pueblo, y sobre todo cuando eres niño o niña, sin ninguna autoridad de decidir.

Sigo pasando mucha pena y vergüenza cuando veo grupos de facebook promocionando la MATACIA DEL CERDO, y la camuflan con conceptos de recuperar la tradición popular (jornadas culturales), como si el horror  de ver “asesinar” a un cerdo fuese una tradición que merezca ser conservada, pero que vamos a esperar, si a través de los “gobernantes” por llamarlos de alguna forma, meten en los colegios y dan prestigio a través de un título oficial de FP, pagado con los impuestos de todos los ciudadanos, para crear nuevos matadores de toros, eso si! encima tener que escuchar que los llaman “MAESTROS” ensuciando el nombre que muchas personas lo defienden con dignidad y en muchos de los casos mal pagados y sin recursos para transmitir esas digas enseñanzas, pero claro no hay presupuestos para esa clase de “maestros”, en fín..no me quiero salir del tema de hoy que es el de los veganos y vegetarianos.

¿Pero,  hoy, siglo XXI?  ¿entienden nuestro comportamiento ético con los animales? ¿seguimos siendo los raros? ¿se sigue pensando que el comer carne es de hombres y vegetales solo reservado a las mujeres?

Os dejamos estos dos artículos relacionados con este tema.

LA OPINIÓN DE SARA : https://laopiniondesara.com/

ENTRE NÓMADAS: https://entrenomadas.wordpress.com/

Un comentario en “VEGANO ¡Y QUÉ!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s